DESCUBRE DOS CALAS PRECIOSAS: CALA BELLADONA Y CALA CAP ROIG

Entre Platja  d’Aro y Sant Antoni de Calonge, a lo largo del Camino de Ronda, existen varias calas de una belleza extraordinaria. Pero en concreto, hay dos de ellas que su acceso pasa desapercibido, Cala Belladona y Cala Cap Roig.

Cala Cap Roig queda más al norte y tiene dos posibles accesos. Uno desde la carretera, el cual suele ser inadvertido. Es el camino más directo para llegar hasta la arena. Y la mejor opción si vas cargado con los trastos de la playa. Puedes dejar el coche aparcado en la carretera o por las calles adyacentes. La otra opción está en llegar por el Camino de Ronda desde la conocida Cala Ses Torretes- Cala Gogo. Esta segunda opción es ideal para llevar a cabo al mismo tiempo un trozo del Camino de Ronda.

Cala Cap Roig es una lindísima cala, que recibe su nombre por el islote rocoso de tono rojizo que le da una personalidad única y la divide formando la Playa del Comptat de Sant Jordi. Realmente, parece que tenga que ser una sola playa cuando en verdad es una playa y una calita. Es un lugar de gran hermosura paisajística. Perfecto para pasar el día en la playa. En verano dispone de chiringuito. Desde Cala Cap Roig también existe Camino de Ronda hacia Cala Belladona, pero el acceso está cortado debido a la inaccesibilidad del camino.

Es por ello que cala Belladona, por ahora, solo tiene un acceso desde la carretera. Puesto que el acceso desde cala del Pi por el camino de Ronda también esta inaccesible y por lo tanto cortado el paso.

Hay muchos valientes que no se intimidan ante rocas desprendidas o pinos caídos y optan por “tirar para adelante”  aunque el camino este cortado. Y a veces el peligro puede ser invisible a nuestros ojos. Si el camino está cortado, recomiendo dar media vuelta, aunque tú solo veas un pino caído, el camino puede estar inestable. Si subes hasta la carretera más delante de seguro encuentras una nueva entrada para acceder al Camino de Ronda. No te la juegues, estas de vacaciones y ¡tu vida vale mucho más!

 

Pues bien, cala Belladona es uno de los rincones que no debes perderte. Es una cala con un entorno muy natural y encantador. Es la Cala de las bellas vistas, pues el paisaje que la rodea está enmarcado por el verde de los pinos y el azul de la mar. Y, en verano, ¡hay chiringuito!

Te recomiendo ver amanecer desde Cala belladona, un momento único para inmortalizar.

 

 

Debemos concienciarnos que si no cuidamos de nuestro medio ambiente, llegara un momento en que muchas cosas que hacemos, no podremos llevarlas a cabo. Por ello, pido encarecidamente, que respetes todos los lugares que te muestro, como si de tu casa se tratase, ¡pues así es!

 

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.